Glosario

De la A a la I
De la M a la Z

Madera en rollo: Madera apeada desramada separada en la copa, pero ni descortezada ni labrada habiendo sido cortada en trozos o no.

Monte natural: Aquel que presenta una dinámica natural en cuanto a composición de especies, existencia de pies muertos, estructura de clases de edad y procesos de regeneración, que además tiene una superficie lo suficientemente grande como para que se mantengan sus características naturales y en el que no se conoce intervención humana significativa o donde si la hubo, fue hace el suficiente tiempo como para permitir que la composición natural de especies y procesos se hayan restablecido.

Monte protector: Monte declarado como tal, cuya función predominante es la protección del suelo y del ciclo hídrico, así como la prevención de aludes, con independencia de su titularidad y cuya gestión y cambio de uso está intervenida legalmente.

Monte seminatural: Aquellas formaciones forestales que no sean ni monte natural ni plantación, además de los casos de plantaciones en proceso de naturalización por no aplicárseles una gestión intensiva.

Monte; terreno forestal: Tierra en la que vegetan especies arbóreas, arbustivas, de matorral o herbáceas, ya sea espontáneamente o procedentes de siembra o plantación, siempre que no sean características del cultivo agrícola o fueran objetivo del mismo.

Plan de gestión: Documento o conjunto de documentos que recogen las directrices de la gestión, en las actividades de la misma sobre las que el gestor tiene control. Como plan de gestión se entenderán: Proyectos de ordenación, Planes técnicos de gestión, planes simples de gestión, planes dasocráticos de la unidad de gestión o análogos, acordes con la legislación vigente, todos ellos aprobados por la administración competente o alternativamente visados por colegios profesionales forestales (Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales) En el caso de que la unidad de gestión englobe a más de un plan de gestión, se elaborará un documento marco que establecerá con claridad la relación de responsabilidades.

Plantación forestal: Formación forestal establecida por siembra o plantación en el marco de procesos de forestación o reforestación. Será, bien de especies introducidas o de especies autóctonas intensamente gestionada que reúna las características siguientes: formada por una o dos especies coetáneas y espaciamiento regular. Se excluye la formación forestal que no ha sido sometida a gestión intensiva durante un período significativo de tiempo.

Recreo difuso: Uso de espacios naturales en actividades recreativas que no se concentran en un lugar determinado ni requieren infraestructuras ni servicios.

Recreo intensivo: Organización del recreo en espacios naturales con concentración de la afluencia en áreas determinadas.

Referente Técnico Regional: Conjunto de documentos que recogen las directrices de la gestión en la región, a escala operativa, y permite la definición de actuaciones en función de su aplicación. Además recogerá toda la información prevista en esta norma, aplicable en la unidad de gestión regional.

Registro: Evidencia del parámetro, documental o de otro tipo, que constata el grado de cumplimiento del objetivo correspondiente.

Reglamento de certificación: Conjunto de reglas de funcionamiento y de gestión en las que se basa la evaluación que permite la emisión de un certificado, su posterior mantenimiento y renovación.

Residuos no forestales: Restos de productos o materiales que quedan después de su uso o aplicación en el monte y que han sido utilizados durante los procesos y actividades forestales. No se incluyen en esta categoría los residuos propiamente forestales, estos son, los procedentes de entresacas, clareos, podas, apeos, etc.

Superficie arbolada rala: Terreno poblado con especies arbóreas como manifestación botánica dominante y con una fracción de cabida cubierta comprendida entre el 10 y el 20 por ciento; también terreno con especies de matorral o pastizal natural como manifestación vegetal dominante, pero con una presencia de árboles forestales importante cuantificada por una fracción de cabida cubierta arbórea igual o superior al 10% e inferior al 20%, incluyéndose aquí las dehesas de base cultivo cuando la fracción de cabida cubierta forestal esté entre el 10 y el 20 por ciento.

Superficie de descorche: Superficie que, sobre fuste y ramas de un alcornoque, queda al descubierto tras un descorche. Se limita de forma individual fijando a priori un coeficiente de descorche o una intensidad de descorche.

Superficie en regeneración: Superficie en la que la masa arbórea se renueva por cualquier procedimiento.

Tasa de crecimiento: Medida de la variación de los valores dasocráticos altura, diámetro, volumen, etc., referido a un período determinado de tiempo.

Territorio Forestal: La superficie forestal de la región forestal definida por la legislación vigente.

Titulación: Estudios de carácter universitario incluidos en el catálogo nacional de títulos y por tanto con validez en todo el territorio nacional, así como otras titulaciones universitarias extranjeras homologadas.

Unidad de Gestión Regional-Región Forestal:  Se entenderá como la totalidad del territorio forestal a evaluar, a efectos de la evaluación regional, es decir, la región forestal que podrá/n ser comarca/s, provincia/s, isla/s, macizo/s forestal/s o CC.AA.

Unidad de gestión: Superficie que es objeto de una gestión forestal sostenible.

Uso múltiple; multifuncionalidad: Triple papel que cumplen los montes: protección, producción y uso social. En su determinación para una unidad de gestión se debe definir la simultaneidad y secuencialidad, la asignación de prioridades o usos dominantes, la relación entre usos y la reversibilidad de los mismos.

Vía de acceso: Camino que discurre por los montes, por el que pueden circular vehículos a motor, que sirve para realizar labores de vigilancia y trabajos, extinción de incendios y extracción de productos.

<< Términos Anteriores

Subvencionado por: