La arquitectura tradicional gallega combina la piedra y la madera como principales materias de construcción. En otros puntos de tu viaje ya tuviste la oportunidad de conocer algunos ejemplos, como son los molinos o los hórreos. Paseando por la villa histórica de Corcubión conoceremos las principales características de las viviendas tradicionales y su porqué.

Cuando eliges materiales forestales con certificado de sostenibilidad PEFC, ayudas a proteger los bosques del planeta! 

La arquitectura tradicional gallega
Corcubión
Tendencias
El papel de PEFC
Volver al mapa

La arquitectura tradicional gallega

La arquitectura tradicional gallega es sencilla, funcional y adaptada al medio en el que se inserta. La topografía, las condiciones climáticas y las materias disponibles en cada zona determinan las soluciones arquitectónicas aplicadas.

El clima lluvioso y húmedo hace que la piedra sea el material predominante por su buen comportamiento frente a la acción del agua; es un material resistente y mantiene sus propiedades en el tiempo. Por eso se emplea en los principales elementos estructurales de la construcción, como los muros portantes. El tipo de piedra empleado varía según la zona geográfica: granito, esquisto o loseta; Corcubión se asienta en una zona geológica granítica.

La madera se emplea para elaborar las estructuras horizontales (como vigas y forjados), en pilares aislados, en las ventanas y puertas, en las estructuras de la cubierta, y en todos aquellos elementos que requieran un material liviano y flexible. Suele ser madera de roble, pino o nogal.

La planta de las viviendas tradicionales gallegas es regular y sencilla (habitualmente, rectangular); excepto en las sierras orientales, donde las pallozas son de planta circular. Los muros están hechos con cantería (piedras regulares) o mampostería (piedras irregulares); en este último caso, es frecuente que las ventanas y puertas se enmarquen con perpiaños para aportar estabilidad. Las cubiertas son a dos aguas, con una pendiente de entre el 25% y el 40% para garantizar una correcta evacuación del agua, y con un acabado de losetas (típico de la zona oriental gallega) o de tejas cerámicas (más habitual en la parte occidental). 

La tipología más generalizada es la casa de dos pisos, pudiendo acceder a la segunda planta por una escalera interior o exterior. La construcción en dos pisos permitió el desarrollo de nuevas estructuras arquitectónicas:

• Los soportales: la fachada principal del inmueble retrocede en la planta baja construyéndose ahí una estructura de piedra que se apoya en columnas o pilares. Se genera así un espacio cubierto, abierto a la calle y que se prolonga por toda ella ya que las viviendas se arriman unas a las otras. Por él pueden circular los vecinos libremente, de manera que el espacio público se integra en el edificio y a la inversa.

• Los corredores son balcones exteriores orientados al sol (por eso también se denominan solanas) que se sitúan bajo la prolongación de la cubierta de la vivienda. El piso es de piedra, apoyado en ménsulas de ese mismo material, y se delimita con una baranda de madera o forja. 

• Las galerías son estructuras totalmente cerradas de madera y vidrieras, que unas veces sobresalen respeto de la fachada principal de la vivienda y otras mantienen su plano. En ellas se emplean ventanas de guillotina para facilitar la ventilación del interior de la casa, y pueden tener una profusa decoración.

Los soportales, los corredores y las galerías evitan que la fachada del edificio esté en contacto directo con el exterior, protegiéndola frente al viento y a la lluvia, mejorando el aislamiento térmico del inmueble. 

Comprueba todo esto por ti mismo!

Corcubión

El Municipio de Corcubión es uno de los más pequeños de Galicia, siendo tierra de transición entre la calma de las Rías Baixas y la  bravura y la naturaleza viva características de la Costa da Morte.

Se localiza a los pies del Monte Quenxe, en una zona de varadero natural para las embarcaciones, con una salida fácil hacia el mar y bien comunicada por tierra con el interior. El pueblo ocupa el espacio que media entre las cumbres y la línea de costa, lo que determina su configuración longitudinal en sentido N-S. La misma traza que siguen las calles principales, conectadas entre sí por otras secundarias, de trazado perpendicular; siempre con las viviendas mirando al sol.

En 1984 la villa fue declarada “Conjunto Histórico-Artístico” y en el año 2000 “Municipio Turístico Gallego” por la Xunta de Galicia, valorando el peso histórico del municipio, la belleza paisajística y urbana y el gran número de turistas que lo visitan.

Corcubión es un enclave pintoresco, pueblo pescador, en el que perdiéndote por sus calles descubrirás rincones singulares donde el rico patrimonio, religioso, civil y popular conviven en perfecta armonía.

Nosotros queremos destacar las galerías de madera lacadas en blanco, que son uno de los elementos más representativos de muchos pueblos pesqueros. En su origen eran las fachadas posteriores de las casas de los pescadores y el mar llegaba a ellas, por lo que sus bajos en forma de soportales se empleaban para realizar diversas faenas relacionadas con las redes, la salazón  y la venta del pescado, e incluso para guardar los botes los días de temporal. Además del factor estético, el valor más importante que acercan estos elementos a la construcción es su funcionalidad en cuanto a la eficiencia energética.

 Te invitamos a recorrer las calles en la busca preciosas y elaboradas puertas, contraventanas, y demás elementos en madera que embellecen la villa.

Tendencias

Nos encontramos en un momento de florecimiento y evolución de la construcción en madera con una tendencia significativa en el incremento de su uso como material natural y renovable, ante un futuro en el que el crecimiento de las ciudades deberá compatibilizarse con la lucha contra el cambio climático.

Los avances tecnológicos, los nuevos sistemas de prefabricación, y una serie de procesos que aumentan la seguridad, eficiencia y sostenibilidad, hacen que la madera se emplee cada vez más en altas edificaciones y conecte nuestros espacios interiores con el natural a través de su calidez, textura y belleza.

Las nuevas herramientas y metodologías de trabajo colaborativas como BIM (Building Information Modeling) para la creación y gestión de un proyecto de construcción, agilizan los procesos. Las máquinas de control numérico (CNC), permiten mecanizar vigas y paneles, además de generar componentes a medida, creando piezas de forma rápida y eficiente que posteriormente pueden ensamblarse, reduciendo errores, mano de obra y tiempo de trabajo.

El Diseño Biofílico contribuye a una conexión con la naturaleza y a crear entornos más saludables, tanto en los espacios interiores como exteriores.  La utilización de la madera es una de las formas más directas de conectar a las personas y el natural mejorando nuestro bienestar. El diseño biofílico no solo está siendo utilizado en viviendas, sino especialmente en espacios educacionales, hospitalarios o de oficina, mejorando así la experiencia cotidiana de las personas en sus lugares de aprendizaje, salud y trabajo.

Las Políticas de compras verdes impulsadas por diferentes Gobiernos sitúan a la madera y a los productos con base forestal como protagonistas en la contribución de la reducción de emisiones.

El Papel de PEFC

Cada vez más Gobiernos a nivel mundial establecen Planes de Contratación Pública Verde, para la utilización de madera o productos con base forestal de aprovechamientos legales y sostenibles, puntuando positivamente aquellos que cuentan con el sistema de certificación forestal PEFC, por ser garante de dichos objetivos. 

La Comisión Europea, en su Manual sobre la Contratación Pública Ecológica recomienda incorporar a los pliegos de contratación los criterios de gestión forestal sostenible del sistema de certificación forestal PEFC o semejante.

En Galicia, por ejemplo, el Servicio Gallego de Salud establece en el pliego de prescripciones técnicas para la contratación del suministro energético asociado a varios centros hospitalarios, proveer como energía primaria principal para usos térmicos, biomasa tipo pellets y/o astilla, de madera virgen, y deberá disponer de Certificado de Cadena de Custodia PEFC o equivalente, asegurando la trazabilidad a lo largo del proceso productivo, garantizando su origen sostenible.

Puedes ayudarnos a proteger los bosques del planeta! Todo lo que tienes que hacer es elegir productos con certificación PEFC cuando compres. Especialmente cuando eliges materiales forestales en lugar de alternativas no renovables como el plástico. Sabías que el 4% de toda la producción mundial de petróleo se utiliza con el único propósito de producir plásticos?

14. Fisterra
Subir
16. Cee

Iniciativa promovida por el programa “O teu Xacobeo” de la Xunta de Galicia