La creciente demanda mundial de madera y de sus productos, hacen de la práctica del comercio de madera aprovechada ilegalmente un problema internacional que exige respuestas globales y diversas que incidan no solo en la regulación comercial de este producto sino también en aspectos sociales, políticos y económicos que mejoren la  gobernanza de los países productores de madera.

La certificación PEFC permite a las empresas de la cadena de suministro garantizar a sus clientes el origen legal y sostenible de los productos forestales certificados.

Puerto de Brens
La fabricación del papel
Otros puntos de interés
El papel de PEFC
Volver al mapa

Puerto de Brens

Cee es el principal núcleo industrial de la Costa da Morte gracias a su puerto, que facilita el transporte de mercancías y materias primas hacia otros puntos.

Según datos oficiales del año 2019, el puerto de Brens es el tercer puerto gallego con mayor movimiento de mercancías, con un total de 203.344 toneladas; por detrás del puerto de Cariño y del de Ribadeo, que mueven 593.997 y 417.403 toneladas al año respectivamente. En su origen, fue el transporte de harina de pescado lo que dió impulso. Actualmente, el coque es la principal mercancía sucesiva de ferroaleaciones y minerales de manganeso. En esto tiene mucho que ver la empresa Ferroatlántica, fácilmente reconocible por estar directamente conectada con el puerto y próxima al Camino de Fisterra. Es la propietaria de las centrales hidroeléctricas del río Xallas (incluido el embalse da Fervenza que vislumbrabas desde el mirador de Corzón) y el primer productor mundial de silicio metal y de ferroaleaciones, copando el 15 % del mercado internacional.

El transporte de madera de eucalipto y pino es también otra de las actividades de Brens, aunque minoritaria. La madera se dirige esencialmente a la industria del papel y, en concreto, a la principal celulosa portuguesa: PORTUCEL.

El sector forestal gallego incrementó la cifra de exportaciones en los últimos años mediante el incremento sostenido en sus destinos tradicionales y la ganancia de mercados externos a la zona euro. Los productos más exportados corresponden a Pasta de papel (42%) y Manufacturas de madera (37%). La madera en bruto y serrada supone un 11% y el mobiliario un 10%. La cadena principal de transformación de madera supone en torno al 2% de la economía gallega hablando de valor añadido, mientras, en términos de empleo, este peso es del 2,3%, y del empleo industrial del 12,3%.  

La fabricación del papel

La humanidad tuvo que recorrer un largo y difícil camino hasta encontrar un soporte de fácil obtención, almacenamiento y duradero en el que plasmar sus inquietudes y saber. La piedra, la madera los metales o la arcilla fueron algunos de los soportes empleados hasta llegar al papel.

El papel es un producto natural, renovable y reciclable.

Existe un papel para cada necesidad: para comunicarnos, para crear arte y cultura, para cubrir necesidades higiénicas y sanitarias, para distribuir, almacenar y transportar todo tipo de mercancías…

El papel se fabrica con las fibras de celulosa que hay en la madera.

Inicialmente se separan las fibras unidas por la lignina (especie de pegamento) “moliendo” la madera o disolviendo el pegamento con calor y productos químicos. Para fabricar el papel, las fibras de celulosa (vírgenes o recicladas) se mezclan con agua en un gran recipiente llamado   pulper, y esa mezcla pasa a la máquina papelera, colocándose sobre una larga banda conducida por rodillos. A continuación se va retirando el agua por varios procedimientos: gravedad, vacío, presión y secado, obteniendo finalmente una enorme hoja de papel, que se enrolla para formar una bobina.

Papel produto reciclable

Fuentes: ASPAPEL

En Galicia la principal fábrica de celulosa es la biofábrica de Ence, una de las dos únicas fábricas de Europa que produce pasta de papel totalmente libre de cloro (TCF) a partir de madera de eucalipto y energía a partir de biomasa forestal. En el 2020, el 78,3% de las entradas de madera en fábrica contaban con un certificado de gestión forestal sostenible. Más del 96% de su producción se destina a la exportación, convertida finalmente por sus clientes en papel tisú y otras aplicaciones papeleras.

Otros puntos de interés

En el pueblo puedes visitar la Iglesia de la Virgen de la Xunqueira, de estilo gótico, que según la tradición oral llegó por mar y fue encontrada por un vecino en unos juncos, de ahí su nombre. Una leyenda semejante a la del Santo Cristo de Fisterra o a la de Nuestra Señora de la Barca en Muxía.

También es interesante el Castillo del Príncipe, una batería costera construida en el s.  XVIII para defender la ría de potenciales ataques por mar. Acercarte hasta allí te permitirá comprender el porqué de su localización en ese sitio concreto, pues no era posible aproximarse a él sin ser visto; además, enfrentado al Castelo del Cardenal, en el ayuntamiento de Corcubión, podían impedir cualquier intrusión por el fuego cruzado de sus cañones.

Recorre el pueblo y observarás diversas estructuras públicas realizadas en madera así como gran parte del mobiliario urbano!  

Castelo do Príncipe

El Papel de PEFC

El aprovechamiento y el comercio internacional de la madera tienen dos niveles de exigencia, la legalidad y la sostenibilidad.

Gobiernos de todo el mundo impulsaron una legislación diseñada para garantizar el comercio de madera legal y rechazar la entrada en el mercado de productos forestales de origen ilegal. Algunas de estas regulaciones son el Reglamento Europeo de la Madera (EUTR) y la Ley Lacey de Estados Unidos. La certificación de Cadena de Custodia PEFC está diseñada para permitir demostrar el cumplimiento de estos requisitos normativos.

PEFC exige a través de su Norma de Cadena de Custodia, que las organizaciones apliquen un Sistema de Diligencia Debida (SDD) con el fin de ayudar a asegurar que sus actividades se ajustan a toda la legislación aplicable en materia de legalidad de la madera, incluyendo las leyes comerciales y aduaneras, y para minimizar el riesgo de que el material forestal y arbóreo adquirido provenga de fuentes conflictivas. Con el SDD se establece un marco de procedimientos y medidas, recopilación de información, evaluación del riesgo y su mitigación.

La certificación forestal PEFC es garantía de la legalidad y sostenibilidad del aprovechamiento de madera y de cualquier otro producto forestal.

15. Corcubión
Subir
Árboles

Iniciativa promovida por el programa “O teu Xacobeo” de la Xunta de Galicia